TORRIJAS LIGHT

(+ Versión para intolerantes a la lactosa y/o veganos).

Imagen

Hoy os presentamos nuestra versión ligera de torrijas.

Las torrijas son un dulce típico de la Cuaresma y de la Semana Santa. Poco se sabe de su origen, en un primer momento tenía como finalidad el aprovechamiento del pan sobrante en épocas de hambruna y escasez de alimento, incluso por su alto valor energético se daba en las épocas de ayuno de la Semana Santa, así como en alguna época se le proporcionaba a las mujeres después de dar a luz con el objetivo de acelerar la recuperación.

Hoy en día es un dulce popular en casi todo el territorio español y en la Semana Santa las pastelerías se llenan de este dulce, pero nos hemos resistido a tanto frito y miel y hemos versionado esta receta.

INGREDIENTES 4 PERSONAS:

  • 2 Andaluzas pequeñas (integral opcional)
  • 1 ½ taza de leche desnatada
  • 1 huevo grande (L) batido
  • Un chorrito de vainilla
  • Canela al gusto
  •  1 cucharada sopera de miel por persona.

PREPARACIÓN

Ese típico pan que sobra del día anterior es el ideal para hacer torrijas, así que lo reutilizamos para esta maravillosa receta. Cortamos el  pan en rodajas de un dedo de grosor aproximadamente, por otro lado mezclamos la leche con un chorrito de vainilla y canela en polvo, remojamos el pan hasta que esté blandito y lo pasamos por huevo.

En una sartén antiadherente pasamos una servilleta con aceite de oliva y ponemos los panecillos vuelta y vuelta hasta que se doren.

Retiramos y servimos con un poco de miel.

Son muchos más ligeras y si las acompañamos con fruta son un desayuno ideal.

Por ración esta receta aporta aproximadamente 200 kcal y según lo que hemos comprobado en la red correspondería a casi la mitad (55,4%) que la receta tradicional.

MODIFICACIONES

Puedes usar pan integral y será un dulce con mayor contenido en fibra.

Si eres intolerante a la lactosa puedes usar leche sin lactosa o leches vegetales incluso si tienes alergia a las proteínas de la leche de vaca.

Puedes usar las especies que más te gusten, incluso hervir la leche con limón o añadir un toque de algún licor.

Si eres vegano, aparte de usar leches vegetales para mojar el pan, para sustituir el huevo te sugerimos que hagas una especie de tempura con alguna harina (quedan muy bien con la harina de garbanzos) y en vez de miel puedes endulzar espolvoreando con azúcar moreno.

DAMOS EL PISTOLETAZO DE SALIDA: BIENVENIDA SEA LA SEMANA SANTA. Imagen

 

¿Es usted una silla?

¿Se siente preso del sofá, de su silla del trabajo o del asiento de su coche? ¿Se encuentra día y noche maniatado a su ordenador o Smartphone? ¿Ha sido quizás, vilmente secuestrado por una mesa camilla con brasero?

Desde hace un tiempo, vengo observando monstruosas mutaciones en ciertos individuos que parecen evolucionar de una manera fugaz hacia una nueva especie, bastante alejada del Homo Sapiens en el que nos hemos quedado anclados muchos de nosotros… Esa especie, que aún no tiene denominación y de la que no existe referencia alguna hasta la fecha, tiene características especiales que la separan de su antecesor, el ser humano actual… Seres capaces de procesar grandes masas de información inútil, ingerir cantidades de alimentos muy superiores a sus necesidades y, la inestimable habilidad de conseguir llegar a cualquier parte evitando la fastidiosa tarea de caminar. Llegados a este punto, es hora de revelarles sin más preámbulos mi maravilloso descubrimiento, señoras… señores… El Homo-Sedens alias “Hombre Silla” ya se encuentra entre nosotros.

Imagen

El Homos-sedens representa ya el 42% de los españoles según un estudio reciente de la European Heart Network (EHN), eso significa que 42 de cada 100 personas de tu barrio declara no realizar ningún tipo de actividad física, si además de ese sumas otros malos hábitos como fumar o tener una mala alimentación, siento mucho comunicarte que todas estas personas se están privando de muchos años de vida, y no lo digo yo… Lo dice la Organización Mundial de la Salud que declaró que el sedentarismo se encuentra entre los 4 factores de mayor riesgo de muerte, y estima que aproximadamente 3,2 millones de defunciones al año se deben a ello.

¿Cómo sé si estoy en peligro?

Básicamente le diría que echara mano de la lógica, cada uno sabe hasta qué punto cumple con las recomendaciones de buenos hábitos que tantas veces hemos escuchado, pero muchas veces pecamos de demasiada autoestima, así que le propongo comprobar si realmente se mueves tanto como piensa. Aquí le dejo un cuestionario (IPAQ), utilizado mundialmente para valorar el nivel de actividad física en estudios científicos.

Instrucciones:

– Conteste de forma sincera a cada apartado comenzando por el primer recuadro de la izquierda y continúe siguiendo las flechas hasta llegar a alguno de los recuadros coloreados.

– Se valorará solamente el tiempo que ha estado activo durante los últimos 7 días, por tanto, haga memoria y deseche valorar cualquier actividad fuera de ese periodo.

– Piense en cualquier actividad cotidiana que requiera movimiento: hacer trayectos en bici, caminar de un lugar a otro, sacar al perro, limpiar la casa, etc. ¡Todo cuenta!

– El cuestionario clasifica su actividad física (A.F.) en tres categorías:

  • A.F. Intensa: se refieren a aquellas actividades que implican un esfuerzo físico intenso y que le hacen respirar mucho más intensamente de lo normal (salir a correr, cavar, andar rápido en bici, hacer una clase de fitness, etc.)
  • A.F. Moderada: son aquellas que requieren un esfuerzo físico moderado que le hace respirar algo más intensamente que lo normal (transportar las bolsas de la compra, andar en bicicleta, subir las escaleras de un edificio, jugar a pádel, etc.)
  • Caminar: esto incluye caminar en el trabajo o en la casa, para trasladarse de un lugar a otro, o cualquier otra caminata.

– Este cuestionario también utiliza otra unidad de medida de la Act. Física llamada MET. Un MET (Unidad Metabólica de Reposo) equivale al número de calorías que el cuerpo consume mientras está en reposo. A partir de ese estado, se incrementan los METs en la medida que aumenta la intensidad de la actividad, por ejemplo: si decimos que una persona está haciendo un ejercicio con una intensidad de 10 METs, significa que está ejerciendo una intensidad 10 veces mayor de lo que haría en reposo.

¡Ya está preparado para comenzar!

Imagen

A todos aquellos/as que obtuvieron la máxima puntuación (activo nivel 2) quiero darles mi enhorabuena, están en un buen nivel motriz y deben intentar mantenerlo. Aquellos/as que solo alcanzaron el nivel 1 de actividad (activo nivel 1) les recomiendo que intenten incrementar un poco su actividad, puesto que aunque estarían fuera de la zona de riesgo, es fácil relajarse y bajar al nivel de sedentario. Por último, aquellos/as que terminaron de forma fugaz el cuestionario y se quedaron en nivel sedentario/a, les recomiendo que sigan leyendo un poco más…

¿Qué riesgos puede traer esta falta de actividad?

Durante varios millones de años los seres humanos tuvieron que consumir grandes cantidades de energía en la búsqueda de alimento, desarrollando sistemas de enorme eficacia para su producción y almacenamiento. No obstante, el progreso científico y tecnológico desde mediados del siglo XIX ha hecho que, especialmente en los países desarrollados, lo seres humanos se encuentren mal adaptados a un tipo de vida en la que existe una enorme disponibilidad de energía y en la que ya no es necesario un gran esfuerzo físico. En la industria de las nuevas tecnologías el movimiento se considera sinónimo de ineficacia y la reducción del tiempo invertido en él es una de las claves del aumento de la productividad; un modelo que, desafortunadamente, nos está matando. A continuación puedes leer algunos de los efectos que tiene el sedentarismo sobre nuestro organismo:

Mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad: aquellas personas que dedican mayor tiempo a actividades sedentarias como ver la televisión, estudiar o usar el ordenador, tienden a padecer más sobrepeso y obesidad que aquellas que dedican menor tiempo a estas actividades.

Aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. El sedentarismo  aumenta el riesgo de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, diabetes o aterosclerosis. También aumenta la probabilidad de padecer algunos tipos de cáncer como el de colon, el de mama o el de próstata.

Acorta la vida. Las cifras no dejan lugar a dudas: si a partir de hoy todos decidiéramos pasar 3 horas menos sentados cada día y, simultáneamente, redujésemos el consumo de televisión a un máximo de 2 horas diarias, nuestra vida se prolongaría tres años y medio más, según un estudio norteamericano basado en 167.000 adultos y publicado en la revista BMJ Open. Por el contrario, permanecer 6 horas al día frente a la pantalla del televisor reduce la longevidad hasta en 5 años.

Aumenta el apetito. Puede resultar paradójico, pero no lo es. Si permanecemos mucho tiempo inactivos nuestro cuerpo deja de secretar irisina, una hormona que, entre otras cosas, se ocupa de que las células de grasa blanca o “grasa mala”, que se acumula y causa obesidad, se conviertan en grasa parda o “grasa buena”.

Reduce la calidad del semen. La fertilidad también puede verse perjudicada cuando nos apoltronamos durante demasiado tiempo en el sillón. Los hombres que llevan una vida sedentaria tienen menos volumen de eyaculado, espermatozoides más lentos o más escasos y menos cantidad de testosterona y otras hormonas necesarias para la formación del esperma que aquellos que practican ejercicio moderado, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Córdoba publicado en la revista European Journal of Applied Physiology.

Imagen

Súmate al movimiento SLOW…

PREPARADOS, LISTOS…

Las 6:59 de la mañana y por la puerta entreabierta de la habitación apenas se escucha el tic tac del reloj de la cocina. 30 segundos para las siete, todo es calma; 15 segundos, el sol aún apenas ha salido, 5 segundos, qué bien se está en la cama; 1 segundo y el despertador da la salida para una carrera que comienza…

¡YA!

A partir de aquí ya llegamos tarde a todas partes. Tarde al trabajo, tarde a clase, tarde al colegio de los niños. Impera el ahorro temporal. Ducha express, el agua ni la sientes. ¿Desayuno completo? ¿equilibrado? La eterna utopía. El café nos lo tomamos de pie mientras nos vestimos. En el ascensor te das cuenta de que no has cogido la comida del almuerzo ¡qué no llego! Da igual. Se come lo que sea donde sea. De cabeza al bucle atasco-metro-metro-atasco. Trabajo. Todo corre prisa. Ay la prisa…Corriendo a recoger a los niños del colegio. Más atasco. En esta ciudad es que los coches parece que los regalan. Un donut por la calle mientras vas camino de clase. De vuelta a casa ¡por fin! Cena y cama. El despertador vuelve a ser programado para la carrera de mañana.

stressed-mother Este bien podría ser un día cualquiera de un habitante cualquiera de una ciudad cualquiera. No soltamos el pie del acelerador en ningún momento. La prisa se impone, y nosotros le rendimos culto. Llenamos nuestro día a día de múltiples actividades y al final de la jornada la única sensación que queda es la de hacerlo todo corriendo.

Un bocadillo de la cafetería almorzaba (porque ese día, para no variar en costumbres había vuelto a dejarme la comida en casa) sobre una caja en el almacén de mi trabajo cuando llegó hasta mis manos un artículo en el que se hablaba de algo así como la Slow Life. ¿Slow…life? Un tanto escéptico le eché un vistazo. A mi esto me suena a más rollos de meditaciones e historias espirituales tan a la moda estos días. ¿Esto qué es? Las Slow cities…¿¡Slow food!?

SONY DSC La aparición de este término picó mi curiosidad. Está claro lo que es la fast-food, quién no haya hecho uso de ella alguna vez que tire la primera piedra (abuelitas de campo, ustedes no cuentan), pero ¿existe el concepto contrario? ¿De verdad alguien ha tenido la genial idea de plantarle cara a ese gran coloso que es la comida rápida?

Resulta que sí, y esa genialidad no había ocurrido hace dos días, si no varios años atrás, Señores y señoras, tengo el gran placer de presentarles algo que desde YoTomate nos interesa muchísimo: el movimiento SLOW FOOD.

‘EL HOMO SAPIENS DEBE RECUPERAR SU SABIDURÍA Y LIBERARSE DE LA VELOCIDAD QUE LO PUEDE REDUCIR A UNA ESPECIE EN VIAS DE EXTINCIÓN’. Hagamos un poco de historia. Durante el año 1986, un periodista italiano llamado Carlo Petrini se indigna considerablemente ante la apertura de un restaurante de comida rápida en plena Plaza de España, en Roma. Como respuesta a esta ‘mcdonalización’ de la comida tradicional funda Slow Food, una asociación que tan solo tres años más tarde se convierte en una entidad internacional sin ánimo de lucro, con sedes en países tan dispares como Japón, Estados Unidos, Francia y hasta completar un total de 122 por todo el planeta.

En YoTomate no podemos estar más de acuerdo con la filosofía de este movimiento, basada en la búsqueda de ritmos más lentos y pausados que invitan a disfrutar del placer gastronómico. ¡Qué alegría mas grande comer sentados y sin mirar el reloj! Citando textualmente los principios expuestos en su página web: “Slow Food supone dar la debida importancia al placer vinculado al alimento, aprendiendo a disfrutar de la diversidad de recetas y de los sabores, a reconocer la variedad de los lugares de producción (…) y a respetar el ritmo de las estaciones y del convite”.

slow-food BUENO, BONITO Y BARATO. SE RECHAZA TODO ALIENTO QUE POR ‘RÁPIDO’ SE CONVIERTE EN MEDIOCRE EN SU CALIDAD’. Pero entonces, ¿qué define realmente la calidad de un alimento? Desde Slow Food lo tienen clarísimo: debe ser Bueno, Limpio y Justo. Con estas tres palabras resumen toda su filosofía. ‘Bueno’ en relación con el gusto y el placer de los sentidos; ‘limpio’ porque es producido de forma respetuosa y sostenible con el ecosistema en el que se encuentra; y ‘justo’ porque garantiza un precio asequible a los consumidores y un beneficio económico adecuado a los productores. De esta forma la organización no solo quiere asegurar la calidad en el consumo, sino que además aboga por la biodiversidad de las especies cultivadas y las materias primas producidas a nivel local.

En relación a esto quizás una de las iniciativas más interesantes de este movimiento es la creación de restaurantes conocidos como ‘Restaurantes Km. 0’. Estos establecimientos promueven un disfrute de la comida apostando por la tranquilidad que aporta la sobremesa, utilizando alimentos que proceden del área local o territorial, es decir, ‘alimentos km. 0’. Se evita así que estos productos recorran grandes distancias, minorizando el coste de transporte y el número de intermediarios entre el agricultor y el comprador final y reduciendo además la emisión de CO2 a la atmósfera.

¡Qué maravilla si el mundo se sostuviera sobre estos pilares! Pero ¿realmente es posible o lo que vemos es un espejismo creado sobre el desierto capitalista? Desde Slow Food no se plantean destruir lo construido hasta la fecha, sino aportar opciones a un estilo de vida que está claro que hace aguas.

‘ES ELOGIO NO A LA LENTITUD EN SÍ, SI NO AL RESPETO POR LOS RITMOS BIOLÓGICOS DE LA NATURALEZA Y DE LA VIDA’. Desde su fundación Slow Food ha ido creciendo sin prisa pero sin pausa, y en la actualidad podemos hablar de un Movimiento Slow aplicable a todas las actividades diarias. Podemos hablar de las Slow Cities, la slow fashion, slow education…¡incluso del slow sex! Todo sigue la misma filosofía, la misma norma. Ropa producida con el impacto mínimo a la naturaleza, atemporal y duradera. Se huye del ‘usar y tirar’. Ciudades con plazas, calles peatonales, menos frenéticas y más humanas, donde se consuman alimentos que han sido producidos de forma local, haciendo uso de las tradiciones pero sin perder de vista las nuevas tecnologías. En definitiva todo un nuevo concepto de vida que sobre todo invita a reflexionar sobre nuestro día a día en la actualidad.

6a00d8341bfb1653ef017d3ea33be7970c Os dejo varios enlaces y artículos donde podréis encontrar más información acerca de la Slow Food y la Slow Life. Yo por lo pronto hago homenaje a este post y aprovecho que entra el Sol por mi ventana para tomar un te tranquilito y leer un buen libro.

ENLACES

Slow Food Internacional.

Fundación Slow Food por la Biodiversidad.

Slow Food España.

Listado de restaurantes KM0 en España. Guia 2013.

Artículo de El Pais donde se puede encontrar más información.

Entrevista a Cristina Rueda, creadora del proyecto de la Slow House (viviendas Slow).

Alimento del mes: la nuez

Inauguramos esta nueva sección de nuestro blog llamada “El alimento del mes”, donde se hablará a fondo de algunos alimentos de temporada. El mes de febrero lo dedicamos a la nuez, esperamos que disfrutéis descubriendo los maravillosos beneficios de este alimento.

La nuez es la semilla del nogal, se trata de un fruto seco originario de Asia menor y el sudeste de Europa, aunque hoy en día se cultiva en varios lugares del mundo.

La nuez es un alimento muy concentrado en nutrientes, como todo fruto seco aporta gran cantidad de calorías, 645 Kcal por 100 gramos, por lo que su consumo debe hacerse con moderación. Al ser un fruto seco pobre en hidratos de carbono, es ideal para los diabéticos. Las nueces contienen proteína de buena calidad biológica, siendo algo deficitaria en metionina, por lo que se recomienda tomarlas con cereales y así asegurar una complementación proteica. Se trata de un fruto seco oleaginoso, por lo que destaca en su alto contenido graso, sin embargo, en su composición abundan ácidos grasos poliinsaturados, además de la lecitina. A la nuez se le atribuyen diversos beneficios por su alto contenido en ácido linoleico (esencial para el organismo) y ácido linolénico que pertenece a la serie Omega 3. Por lo tanto si utilizamos las nueces habitualmente en nuestra alimentación podremos reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y evita la formación de coágulos o trombos dentro de los vasos sanguíneos, frenando los procesos inflamatorios al tener propiedades sobre la elasticidad arterial y rebajando también la hipertensión.

El fruto tiene un parecido similar al cerebro, por lo que se le atribuyen propiedades beneficiosas para este órgano. Un buen aporte de Omega 3 en nuestra dieta es beneficioso para la salud cerebral. Se recomienda incluir este alimento en menús infantiles y juveniles ya que por su valor nutritivo, contribuye al desarrollo físico e intelectual. La nuez al ser un alimento rico en polifenoles  podría contrarrestar el declive cognitivo asociado a la edad y de forma eventual, reducir la incidencia de enfermedades neurodegenerativas. Por lo tanto las nueces ayudan a tratar la pérdida de memoria así como son beneficiosas para el alzheimer, la depresión y la esclerosis múltiple.

Las nueces son ricas en vitaminas del complejo B (B1, B2, B3 y B6), que intervienen en el buen funcionamiento del cerebro, el sistema nervioso, el funcionamiento muscular (incluido el músculo cardíaco), así como en la producción de glóbulos rojos en sangre. Además las nueces son ricas en vitamina E que es un poderoso antioxidante, por lo que es beneficioso su consumo para reducir la acción de los radicales libres en nuestro organismo. Junto con los demás nutrientes, puede resultar beneficiosa para la salud de nuestra piel evitando eccema o piel seca y favorecer el crecimiento del pelo e impedir la seborrea y la calvicie.  En cuanto a minerales son ricas en fósforo y potasio, así como en oligoelementos (zinc, cobre y manganeso) que son necesarios en pequeñas cantidades para desempeñar funciones importantes en nuestro organismo.  Las nueces tienen un alto contenido en calcio, magnesio y boro, minerales que son importantes para la calcificación de los huesos. Se recomienda junto con las almendras a personas que padecen de osteoporosis o en riesgo de descalcificación ósea.

Nueces 3 redimensionado

A la nuez también se le atribuye un poder saciante gracias a su contenido en serotonina. Por ello, debe incluirse en dietas de pérdida de peso pero el consumo debe ser moderado. La serotonina un neurotransmisor con propiedades de reducir el estrés, la ansiedad y el nerviosismo, y ayudará a prevenir las ganas de comer y el picoteo a todas horas. Además, aunque no es un alimento afrodisíaco, puesto que no aumenta el deseo sexual, si se tiene constancia de que aumenta la potencia del varón y mejora la respuesta sexual en la mujer.

Se recomienda tomar un puñado (20 gramos: 121 kcal) de nueces 4 ó 5 veces en semana y deben masticarse bien para facilitar la asimilación de nutrientes. Debido a su alto contenido en ácidos grasos insaturados se enrancian con mayor rapidez que otros frutos secos oleaginosos, por lo que deben conservarse en frascos cerrados.

La piel de las nueces puede resultar indigesta, para eliminarla se recomienda escaldarlas en agua caliente o remojarlas durante unas horas para facilitar su retirada. Las personas que tiendan a desarrollar piedras en el riñón o en la vesícula, deben moderar el consumo de este fruto seco, ya que tiene un alto contenido en oxalato de calcio, que puede tender a depositarse. Tampoco se deben comer las nueces cuando están verdes ya que contienen cianuro y no deben consumirse cuando luzcan mohosas, decoloradas o resecas ya que al descomponerse  pueden desarrollar aflatoxinas que son cancerosas.

composicion nueces

Deconstrución de una cena navideña…

¿Alguna vez te has preguntado cuántas calorías puede tener una cena navideña?

Pues hemos decidido enseñarte cuanto comemos en estas festividades.  Os dejamos un video ilustrativo que os lo explicará muy bien.

Algo nuevo está llegando a Sevilla…

Es un pájaro, es un avión, no… es YO, Tomate!

De la mano de profesionales de la salud y de la actividad física llega YO, Tomate; un blog donde os mostraremos que llevar un estilo de vida saludable no es un cuento de la época de nuestros abuelos.

Queremos compartir con Sevilla, España y el mundo nuestras experiencias y conocimientos, para demostrar que mejorar nuestros hábitos de vida es mucho más fácil de lo que nos quieren hacer ver. Si buscan posts prácticos y divertidos que poder aplicar a tu vida cotidiana, YO, Tomate es tu lugar.

¡Arrancamos motores!

Tomates giralda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR